Propůsitos y Objetivos de la EDE

Image

EL PROPÓSITO DE LA EDE ES:

1. REUNIR y DESAFIAR a las personas a adorar, escuchar y obedecer a Dios, liberándoles (en el contexto de la EDE) a servir a través del evangelismo, la intercesión, los actos de compasión y otras expresiones del corazón de Dios por el mundo, posiblemente aún pionerear nuevos ministerios.
 
2. INSPIRAR y FOMENTAR el crecimiento en su relación con Dios lo cual produce un carácter cristiano como el de Cristo, el cual está basado en un fundamento Bíblico sólido, en el trabajo del Espíritu Santo y la aplicación personal de la verdad Bíblica, especialmente la que tiene que ver con el Carácter de Dios, la Cruz y el poder de su Gracia.
 
3. MEJORAR la habilidad de relacionarse, aprender de y trabajar con personas, incluyendo a aquellos de diferentes culturas, personalidades y perspectivas.
 
4. EQUIPAR a cada uno para en el futuro servir los propósitos de Dios en o fuera de la Familia de Ministerios de JuCUM, fortaleciendo el compromiso de alcanzar al perdido, especialmente a los no-alcanzados, cuidar del pobre, e influenciar todas las áreas de la sociedad.
 
5. IMPARTIR la visión y los valores fundamentales de Juventud Con Una Misión Internacional así como los de la base donde se toma el curso y proveer información concerniente a la variedad de oportunidades donde puede servir.
 
 
 
EL OBJETIVO DE LA EDE ES GRADUAR ESTUDIANTES:
 

ü Con un entendimiento mayor de la anchura y profundidad del carácter de Dios y Sus caminos.
ü Quienes se parezcan más a Jesús en su forma de relacionarse con Dios y con las personas.
ü Quienes cooperan cada vez más con la poderosa presencia del Espíritu Santo que habita en ellos.
ü Quienes escuchan y obedecen a Dios como resultado de la Gracia de Dios.
ü Quienes escudriñan las Escrituras de tal forma que transforma sus creencias, valores y comportamientos.
ü Con un estilo de vida sólido de adoración, intercesión y de guerra espiritual.
ü Con una habilidad mayor para trabajar con otros, especialmente con aquellos diferentes a sí mismo.
ü Quienes pueden compartir el Evangelio con el perdido y han hecho de esto un compromiso de por vida.
ü Con un compromiso de continuar de involucrarse en alguna forma con el trabajo de Dios en las naciones, incluyendo a los no-alcanzados, al pobre y necesitado y en las esferas de la sociedad.
ü Quienes entienden el llamado y los valores de JuCUM y están al tanto de la gama de oportunidades disponibles para ellos en JuCUM.
ü Con un entendimiento más claro de los propósitos de Dios para sus vidas y un sentido de la dirección de su vida.
ü Quienes:
1. Después sirven a Dios en un contexto familiar o en uno extraño a ellos.
2. Prosigan más entrenamiento (en o fuera de JuCUM) para equiparse para un servicio futuro.